¿Cómo hacer compost casero?

Cada vez son más las personas que apuestan por hacer compost casero en su jardín. Si eres una de ellas, en este artículo aprenderás cómo hacer compost casero de forma rápida, sencilla y, sobre todo, sostenible. Entérate del paso a paso en las próximas líneas y ayuda al medio ambiente desde la comodidad de tu hogar.

¿Qué es el compost?

Antes de explicarte cómo hacer compost casero es importante que tengas claro el significado de esta palabra. El compost, también conocido bajo el nombre de composta, es el resultado de un proceso biológico en el que participan materiales orgánicos. Dicho proceso es denominado compostaje y en él se combinan agentes como bacterias, hongos, lombrices, hormigas y residuos de origen orgánico, como la basura orgánica que generamos en nuestro hogar.
Debido a lo anterior, hacer compost casero es más sencillo de lo que crees. Por ello, a continuación te explicaremos todo lo que necesitas saber para que tu hogar cuente con un abono de la más alta calidad, extraído de tu nuevo compostador. ¿Estás listo?

 

Cómo hacer compost casero: materiales y pasos

Descubre los materiales para hacer composta y sigue con detenimiento los pasos que te detallamos. ¡Disfruta de los resultados y cuida al medio ambiente!

Compra o crea tu propio compostador

Para hacer compost casero lo primero que necesitarás será un compostador. Este objeto será la base en la que se formará la composta que esperas producir en tu jardín.

Puedes comprar el compostador en nuestra ferretería online o crearlo tú mismo con algunas tablas de madera o un recipiente de plástico de al menos 50 litros. Asimismo, puedes reutilizar cajas de fruta de madera, cajas plásticas que tengas almacenadas en casa o cualquier otro objeto de almacenaje en el que consideres que tu compost tendrá suficiente espacio para producirse sin problemas.

Antes de seleccionar el compostador ideal para tu compost casero deberás tener en cuenta que este tipo de abono orgánico irá creciendo en diferentes etapas o fases del proceso, motivo por el que resulta necesario que el recipiente a utilizar sea lo suficientemente ancho y profundo para su sano crecimiento.
Por último, el compostador que usarás al momento de preparar compost casero tendrá que ser sencillo de movilizar o airear, ya que frecuentemente deberás ventilar tu compost para evitar que la mezcla orgánica se pudra.

Prepara la zona en la que irá el compostador

Una vez que hayas seleccionado el compostador a utilizar, dirígete al jardín de tu casa y visualiza el espacio que tienes disponible. Nuevamente, te recordamos que la mezcla del compost deberá airearse con frecuencia, así que deberás seleccionar un área con suficientes metros cuadrados y, preferiblemente, lejos de la sombra.

En caso de que hayas seleccionado un recipiente de plástico, es momento de que lo ubiques sobre el suelo y realices algunas marcas en él, ya que no podrá estar en contacto directo con el pasto. Busca tus tijeras u otra herramienta de corte manual que te ayude a realizar dichos agujeros en la parte inferior del recipiente.

Añade tierra

Ya tenemos el recipiente en el lugar en el que se generará nuestra composta. Ahora es momento de añadir los desechos orgánicos que ayudarán a cómo hacer compost casero en nuestro propio jardín.

El siguiente paso para cómo hacer compost casero es añadir una capa de tierra en el compostador. Para conseguirla puedes dirigirte a nuestra ferretería en línea y, en el catálogo de jardín, visualizar la oferta de tierra y semillas que nuestros expertos en jardinería y agricultura añaden periódicamente.

Tras haber agregado la base de tierra deberás completar el proceso con algunos materiales naturales secos como, por ejemplo: ramas, pajas, serrín u otros. La capa que has acabado de hacer será indispensable para evitar que tu compostaje se pudra, motivo por el que no podrás pasar por alto este paso.

Llegó el momento de completar nuestro compostador con desechos orgánicos. Dirígete a tu cocina y busca la bolsa de basura orgánica para separar aquellos desechos que puedan servirte para tu compost: restos de verduras y frutas, café, cáscaras de huevo, entre otros.

Ahora visualiza tu jardín y recoge todas las hojas secas, ramas y restos de plantas que hayas podado anteriormente. Estos desechos orgánicos son ideales para que tu compost casero sea de la más alta calidad.
Una vez hayas seleccionado los desechos, dirígete al compostador y deposítalos en él, justo encima de la tierra y restos secos que añadiste en el paso anterior. Lo ideal es que vayas creando capas de diferentes abonos, en lugar de que mezcles todo.

Cuida tu compost

La mezcla que has creado en el interior del compostador empezará a generar el compostaje de forma natural, así que solo tendrás que mantenerlo y cuidarlo a través de los siguientes consejos:

• Riega tu compost frecuentemente, la humedad ayudará a que el fertilizante se cree y enriquezca naturalmente. Es importante que te asegures de que el agua llegue a cada una de las capas de desechos que has creado.

• Añade periódicamente más desechos orgánicos a tu compostador. Evita sobrecargarlo.

• Asegúrate de que el estado del compost sea el adecuado. Si notas que se ha podrido, tíralo de inmediato.

• Para evitar que se pudra, airea con frecuencia las capas de abono.

Utiliza el compost

Tras meses de intenso cuidado y mantenimiento, tu compost habrá llegado a la fase de maduración, en la que la mezcla consigue un color marrón negruzco. Esta tonalidad es una señal de que tu compost está listo para ser utilizado en tu jardín o huerto urbano.

Recoge cuidadosamente el compost, utilizando las herramientas de jardín necesarias, y aprovecha sus agentes naturales al momento de cuidar tus cultivos o plantas en casa. De ahora en adelante tendrás al alcance de tus manos el mejor abono hecho y cuidado por ti mismo.

Beneficios del compost casero

Si aún no te queda muy claro cuál es la importancia de cómo hacer compost casero, a continuación te explicamos sus principales beneficios:

• Ayuda a reducir la basura orgánica y a reutilizarla en nuestro propio hogar.

• Beneficia al medio ambiente, a través de la reutilización, el cuidado del suelo y el aprovechamiento de los residuos.

• Mejora la composición actual de los suelos.

• Produce cultivos sanos, abundantes y de aspecto llamativo.

• Nos permite ahorrar dinero, ya que funciona como abono orgánico (de la más alta calidad) para nuestros cultivos y plantas.

Ahora que sabes cómo hacer compost casero y, sobre todo, conoces los beneficios que esta mezcla natural le ofrecerá a tus plantaciones, ¿qué estás esperando para buscar tu compostador e iniciar el proceso que te explicamos anteriormente?

¡Es momento de apostar por el compost casero! Consigue todo lo que necesitas y realiza el paso a paso para hacer compost en la comodidad de tu hogar.

CONTACTO

¿Alguna duda? Mándanos un email y nos pondremos en contacto lo antes posible. ¡Muchas Gracias!

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?