¿Cómo preparar tu chimenea de leña o estufa de pellet para el invierno?

¿Cómo preparar tu CHIMENEA DE LEÑA o ESTUFA DE PELLET para el INVIERNO?
El fuego siempre tuvo algo de magia, y quizás sea esa la razón por la que las estancias con chimeneas o estufas nos aportan tanta belleza y calma, creando un ambiente armónico y una sensación de bienestar únicos.
Hay muchos motivos por los que decidir colocar en nuestro hogar una chimenea o estufa, sin embargo, su construcción, mantenimiento y limpieza requieren atenciones especiales que debemos conocer, y tendremos que tener el máximo cuidado para garantizar la seguridad de la combustión y conseguir el efecto deseado.
En PQS llevan más de 10 años trabajando una línea especializada de productos para chimeneas y estufas, desde su experiencia te cuentan cómo prepararla para el invierno.

Chimeneas y estufas
En primer lugar, debemos conocer bien cómo funciona nuestro equipo para saber qué mantenimiento tenemos que aplicarle. Entre la amplia variedad de equipos y fabricantes, las CHIMENEAS de LEÑA y las ESTUFAS de PELLET son los más empleados en nuestros hogares. Para garantizar su buena combustión y un alto rendimiento calorífico, así como para evitar incendios e intoxicaciones debidos a la acumulación de depósitos inflamables, veremos cómo prepararlas para el próximo invierno.
Además, un buen mantenimiento también nos ayuda a ahorrar mejorando el funcionamiento de la instalación y alargando su vida útil, al mismo tiempo que contribuimos a preservar el medio ambiente evitando la emisión de gases contaminantes a la atmósfera.

1º REVISAR LA CONSTRUCCIÓN
En época de poco uso de estos equipos es recomendable comprobar si existen grietas o desperfectos y repararlos. PQS siempre recomienda contratar a profesionales especializados y autorizados para la realización de este tipo de trabajos. No obstante, hay formatos que pueden emplearse con comodidad en el mantenimiento cotidiano de chimeneas y estufas, y que aseguran una combustión óptima de la materia.

Para reparar fisuras en materiales de obra:

– PQS CEMENTO REFRACTARIO 310 ml , PQS MASILLA REFRACTARIA 310 ml, resistentes a 1500 ºC, o de PQS COLA REFRACTARIA 310 ml, hasta 1200 ºC y PQS SILICONA REFRACTARIA 310 ml hasta 280 ºC.

Si la pintura de la puerta está deteriorada es el momento de darle un repaso con:

– PQS PINTURA TÉRMICA 400 ml para superficies de metal, resistente a 600 ºC, con excelente cobertura y secado rápido. Colores disponibles: hierro fundido, negro y antracita.

Si la puerta de cristal no cierra correctamente y hay que cambiar la JUNTA:

– PQS JUNTA DE FIBRA VIDRIO TRENZADA en formatos de 2,5 m de largo, fabricada sin amianto, y resistente a 500 ºC. Incluye cola refractaria para pegarla y en el formato de adhesivo, éste viene incorporado en la propia junta. Pueden ser redondas con diámetros Ø 6, 8, 10 y 12 mm o planas de 10 ó 15 mm, para adaptarse a todo tipo de puertas.

 

2º DESHOLLINADO Y LIMPIEZA 
Después de reparar los desperfectos y para garantizar un conducto de evacuación despejado, libre de humos y hollines, lo limpiaremos empleando deshollinadores químicos y mecánicos.
Con el deshollinador químico, se hace funcionar el aparato calefactor al máximo durante unos minutos para calentar bien el conducto y obtener una buena brasa. Se reduce el tiro, sin cortarlo, y se coloca el deshollinador sobre las brasas, en bolsa o en polvo. El producto se consume en un periodo de 10 a 30 minutos. La reacción química despega las partículas más pequeñas, y las partículas más grandes serán fácilmente desprendidas con el deshollinador metálico manual.

Los productos de PQS para el deshollinado de CHIMENEAS DE LEÑA: 

DESHOLLINADOR ANUAL 3 bolsas de 250 g/dosis, para utilizarlo una vez al año durante 3 días, y PQS DESHOLLADOR CONTÍNUO 14 bolsas de 7 g/dosis, para emplearlo a lo largo del año en un mantenimiento prolongado en el tiempo.

– PQS DESHOLLINADOR QUÍMICO de 500 g para emplearlo en las dosis que el usuario considere necesarias.

– PQS CARTUCHO DESHOLLINADOR de 180 g, recomendado para cada 1 ó 2 semanas, dependiendo del tamaño del equipo y su uso. Otro de los formatos más extendidos es el PQS LEÑO DESHOLLINADOR de 1 KG.

En ESTUFAS DE PELLET:

– PQS DESHOLLINADOR DE PELLET 1,5 Kg específico para estufas de pellet, se utiliza como el pellet normal, volcando en la estufa todo el contenido del envase pero sin mezclarlo con el pellet habitual.

Al DESHOLLINADO QUÍMICO es aconsejable acompañarlo de DESHOLLINADO MECÁNICO o MANUAL utilizando erizos como los KITS de DESHOLLINADO PQS para conseguir una mayor eficacia. Además, cuando la chimenea o estufa esté cerrada, será necesario mantener limpio y en buen estado al cristal vitrocerámico, para lo que utilizaremos un paño seco por fuera y productos desengrasantes específicos en la parte interior para eliminar las incrustaciones derivadas de la combustión.

Como ocurre con cualquier otro limpiador, es aconsejable actuar con la habitación bien ventilada para que respiremos lo menos posible los gases y las sustancias tóxicas que desprenden estos productos:
– PQS LIMPIACRISTALES spray 500 ml, elimina los residuos y trazas, manchas de humo, depósitos de creosota,… sin deteriorar los elementos próximos y con una mayor eficacia que los limpiadores domésticos

– PQS LIMPIACRISTALES FORTE spray 500 ml, una espuma activa que elimina la suciedad más incrustada.

– PQS TOALLITAS LIMPIADORAS para la limpieza rápida de los cristales en ESTUFAS DE PELLET, también es preferible usarlas cuando el cristal esté templado. Realizada la revisión de la construcción, el deshollinado y la limpieza, todo estaría preparado para comenzar con el ritual del encendido.. y disfrutar del mejor fuego este invierno en nuestro hogar.

CONTACTO

¿Alguna duda? Mándanos un email y nos pondremos en contacto lo antes posible. ¡Muchas Gracias!

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?