CONSEJOS PARA EVITAR INCENDIOS EN CHIMENEAS O ESTUFAS

chimenas y estufas

Con la llegada del frío a nuestros hogares nos apresuramos a encender chimeneas y estufas sin tener en cuenta su estado y el riesgo para la salud que supone descuidar su mantenimiento y limpieza. Los incendios en hogares aumentan en esta época del año, los focos iniciados en chimeneas y estufas son una de sus principales causas. Desde PQS queremos darte algunos consejos para evitarlos:

1. COMPRUEBA CONSTRUCCIÓN.

Revisa que la construcción de la chimenea o la instalación de la estufa estén en perfectas condiciones. Utiliza materiales refractarios como el CEMENTO o la MASILLA de PQS, que resisten la acción del fuego sin alterarse hasta más de 1500 °C de temperatura, para unir elementos que se hayan desprendido. Es importante que en el interior del sistema de calefacción no haya estrechamientos, escalones ni esquinas u otras obstrucciones. La SILICONA REFRACTARIA PQS tiene una menor resistencia hasta 350 °C por lo que su uso está limitado al exterior de la chimenea, en sellados que requieren flexibilidad.

chimenas y estufas

2. VERIFICA AISLAMIENTO.

Si la chimenea o estufa es de FUEGO CERRADO y tiene puerta, comprueba si es necesario reemplazar la JUNTA por una nueva. Existen cordones de fibra de vidrio para puertas con grosores que van desde los 6 a los 15 mm, pueden ser planas o redondas y normalmente incluyen COLA REFRACTARIA para su colocación. Es necesario manipular las JUNTAS con guantes protectores.

3. LIMPIA Y DESHOLLINA.

Las tareas básicas de limpieza son tres: limpieza de cenizas, limpieza de cuerpo y revestimiento con cepillos de cerda y limpiadores jabonosos específicos, y deshollinado, que es la limpieza del tiro. Una correcta limpieza y deshollinado evitan obstrucciones y garantizan su buena combustión y un alto rendimiento calorífico. Existen deshollinadores manuales, como los erizos metálicos, y químicos, como los DESHOLLINADORES de PQS en formato de tubo para un uso puntual, o en sobres para un mantenimiento periódico. Además, en PQS disponemos de un DESHOLLINADOR de PELLET específico para las estufas que utilizan ese combustible.

4. PRECAUCIÓN EN EL ENCENDIDO.

Tanto si utilizas pastillas o líquidos como PQS BARBACON o PQS ALCOHOL DE QUEMAR, hay que tomar todas las precauciones a la hora de conseguir la llama y hacerlo siempre de manera controlada. Al incorporar la leña o el carbón hay que hacerlo progresivamente, el fuego necesita oxígeno para arder por lo que si nos excedemos con el material combustible podríamos “ahogar” la llama y cortaríamos la combustión. Además, un foco de calor excesivo aumenta el riesgo de generar ignición.

5. ÁREA DE SEGURIDAD Y VENTILACIÓN.

Dejando una zona de 2 a 3 metros libres alrededor del sistema de calefacción, si saltan chispas fuera del foco, evitaremos que ardan de manera accidental elementos del exterior de la chimenea. Además, es necesario mantener ventilada la estancia porque la combustión consume el oxígeno. También cuando deshollinemos o limpiemos con productos químicos es recomendable ventilar para evitar la intoxicación por gases.

chimenas y estufas

6. EXTINTOR Y DETECTOR DE INCENDIOS.

Aunque no siempre le damos importancia, extintores y detectores de incendios son excelentes medidas de precaución para reducir los riesgos de un incendio en el hogar. Finalmente, desde PQS siempre recomendamos que un PROFESIONAL revise el sistema de calefacción y compruebe que se ajusta a normativa y está en perfectas condiciones para funcionar.

CONTACTO

¿Alguna duda? Mándanos un email y nos pondremos en contacto lo antes posible. ¡Muchas Gracias!

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?